BIENVENIDOS

EN ESTE GRAN LABERINTO QUE ES LA VIDA, NO PUEDO PERDER SIN GANAR A LA VEZ, PERDÍ MUCHOS AÑOS Y JUGUE MUCHAS LIDIAS Y A MUCHOS AMIGOS ENCONTRÉ. ES MAS QUE CON ESO ME CONFORMO, EL SIMPLE HECHO DE ESTAR HOY AQUÍ, ESCRIBIENDO PALABRAS EN ESTE INMENSO SILENCIO, RECORDANDO TANTOS Y MUCHOS RECUERDOS, QUE UNA VEZ MAS ME HICIERON SONREIR.

martes, 24 de marzo de 2009

Ha llegado


Ha llegado

La ilusión florecía en vuestras caras,
aunque con temor, había palabras
que no pronunciaban los labios.

Pero todo transcurría despacio.
tu vientre crecía,

al pasar de los días
formando un ser, un relámpago.

Quizás fuera uno de los días mas esperados del mundo,
un día que se hacía tan lejano,
parecía que no iba a llegar nunca,
que nunca lo tendríais en vuestros brazos.

Se dio paso al destino,
se acercaba el momento esperado,
ya pronto le veríais la carita
de aquel ángel amado.

Ayer los rasgos de su cara
se dibujaban en el aire,
la incertidumbre era inmensa,
un lastre pesado.

Hoy sin embargo es todo alegría
la ilusión de un nuevo día
una estrella fugaz lo esclarecía,
era la presencia de un nuevo astro.

Quizás un segundo rompió
el cielo en mil pedazos,
quizás entre el sudor y el miedo,
se iluminó el descanso.

E
staba todo en calma,
rondaban buenos sentimientos,
amor, ilusión y alegría.

Inventando nuevas caricias que no conocíais,
viendo sin creerlo, aquel rostro soñado,
absortos, ante aquel hermoso sentimiento,
notándolo con vuestra piel inmensamente abrazados.

Hasta entonces no lo sabíais,
al llegar, lo habeís notado,

llanto de alegría fluyeron,
lágrimas de amor flotaron,
está entre nosotros nuestro pequeño,
gota de vuestra gota,
agua de vuestro cántaro,
donde un día se unieron,
ojos, piel, amor y canto.

3 comentarios:

maria jose dijo...

El nacimiento de un hijo es lo mas bonito que te puede pasar en la vida cuando viene fruto del amor entre dos personas que se quieren se aman se respeta.
Tienes unos poemas muy bonitos en tu blog.
Un saludo.

Mónica dijo...

Muchas gracias, un besazo

A Galopar dijo...

Muchas, muchas, muchas felicidades. Si algo hay más bonito que una mujer embarazada, esto es lo que sucede al final de ese embarazo: El milagro de una nueva vida ya que por mucho que eso se repita, siempre es "milagroso"